Programa FNA Deportivo

Estimado deportista, el sueño sigue en pie, hay que tener fe y esperanza que este momento pasará y nos veremos de nuevo en las canchas.

Sigue entrenando. Sigue programando tu nutrición. En esta sección, te brindaremos cada día consejos para que sigas de pie.

Recomendaciones durante la contingencia

Plática para deportistas. Medicina deportiva

  

 ¿Tu hijo es deportista?

 

¿Deseas un seguimiento con un equipo integral a un precio accesible?

 

Con gusto te apoyamos o te contactamos.

 

 

Inscribete

Recomendaciones:

1. Controla la cantidad de energía. Actualmente tu gasto de energía ha disminuido, si antes gastabas en el entrenamiento entre 300 a 800 Calorías, ahora tu entrenamiento en casa suele gastar máximo 300 Calorías. Ajusta tu plan de alimentación, evita el aumento de peso, sobretodo de grasa corporal que aminora tu rendimiento.

2. Controla el consumo de carbohidratos. El deportista se destaca por el alto consumo de carbohidratos. Es normal sentir ansiedad en casa, por lo mismo siempre ten en casa verduras, frutas y cereales de grano entero. En ocasiones, en temporadas de descanso o inactividad, algunos deportistas suelen bajar hasta un 80% de consumo de carbohidratos que consumían de forma habitual. Elige bien, come sano y controla tu peso.

3. Consume grasas saludables. Las grasas de origen vegetal y las que provienen de pescados aportan ácidos grasos esenciales, aceites omega 3 y son fuente de vitamina D. Las grasas son importantes para fortalecer las membranas del sistema nervioso y de las células, y la vitamina D se relaciona con el rendimiento físico y el mantenimiento de masa ósea y muscular.

4. Varía tu consumo de proteínas. La combinación adecuada de proteínas de origen animal y vegetal permiten un control de peso adecuado, mantener la masa muscular y evitar el aumento de grasa corporal. El uso de suplementos debe ser supervisado por tu nutriólogo y recuerda que un exceso de proteínas también pueden provocar aumento de peso y grasa corporal.

5. Hidrátate todos los días. Mantenerse hidratado ayuda al rendimiento físico y mental. En el caso del deportista, factores como la temperatura, humedad, intensidad del entrenamiento y tipo de ejercicio intervienen en modificar la tasa de sudoración. Recuerda, siempre consultar a un especialista para verificar la cantidad de líquidos que debes consumir al día.